Hacia el futuro de la aeronáutica

El sector aeroespacial español y andaluz camina por buen camino hacia el futuro con el optimismo e ilusión que nos viene transmitiendo el crecimiento y desarrollo que nuestro tejido productivo ha experimentado en los últimos años, pero también con la prudencia y cautela que nos da el hecho de saber que tenemos que seguir mejorando en aspectos tan importantes como la I+D+i, el aumento de nuestra competividad a través de la diversificación de clientes y productos o el desarrollo hacia nuevas áreas de actividad o nichos de negocio.

Por ello me gustaría destacar los pasos que nuestro sector aeroespacial viene dando en el ámbito de los sistemas y aviones no tripulados (UAS), uno de los campos más prometedores y pujantes de la industria a nivel mundial y que presenta mayores posibilidades de negocio para el sector, puesto que constituye el futuro de la aviación y la aeronáutica. A la actividad creciente que ya vienen desarrollando empresas, centros de investigación y universidades en esta materia, hay que sumar la apuesta realizada por la industria, las administraciones públicas y entidades como FADA-CATEC para que nuestro país cuente con instalaciones de excelencia únicas en Europa para experimentación en vuelo con tecnologías y sistemas no tripulados.

Me refiero al Centro ATLAS en Jaén, impulsado por nuestra Fundación FADA-CATEC, y al proyecto CEUS en Huelva, promovido por INTA y la Agencia IDEA, infraestructuras que nos situarán a la vanguardia en experimentación y desarrollo de este tipo de tecnologías y que, además de repercutir en el crecimiento propio del sector aeroespacial, permitirán la generación de nuevas oportunidades de negocio con las grandes compañías de la industria aeronáutica mundial. Sin duda, unas instalaciones que deben servir para vertebrar el desarrollo del sector de los UAS en Andalucía y España y posicionarnos de manera estratégica frente a otros competidores internacionales.

Juan Pedro Vela
Director General




finaciado por: