CATEC Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales
CATEC Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales

Creciendo hacia el exterior

Hoy no escapa a nadie que CATEC se ha convertido en uno de los principales centros tecnológicos más avanzados de España y en un referente en I+D en Europa en ámbitos tan destacados como los drones y sistemas no tripulados, la robótica y la industria 4.0, la fabricación aditiva (impresión 3D) o la inspección no destructiva, que ya están marcando el presente y futuro de la industria aeroespacial y otros importantes sectores productivos. No lo decimos nosotros, sino los resultados que a lo largo de nuestros 11 años de historia y trayectoria profesional hemos alcanzado.

Pero hace unos días dimos a conocer un nuevo hito en la historia de FADA-CATEC, y de manera especial en nuestro proceso de internacionalización y crecimiento hacia los mercados exteriores. Éste no es otro que el primer proyecto en el campo de los desarrollos tecnológicos en impresión 3D fuera del continente europeo, gracias a la colaboración con la empresa INVAP Argentina, lo que supone nuestro salto a Latinoamérica, al otro lado del charco, precisamente en un área de gran valor como es la fabricación de componentes y piezas para satélites y lanzadores para el sector Espacio.

En un año en el que precisamente Sevilla está asumiendo y liderando la presidencia de la Comunidad de Ciudades Ariane, y Andalucía está potenciando su crecimiento en el sector aeronáutico experimentando en la última década, estamos convencidos que este nuevo proyecto de CATEC va a contribuir a poner de manifiesto la alta capacidad tecnológica e industrial que tiene nuestra industria y a seguir incentivando a nuestras empresas para que sigan por este buen camino, apostando por la I+D y por actividades de gran valor añadido.

Los últimos datos referentes al ejercicio 2017 vuelven a ser claros y consolidan a Andalucía como una región que no ha parado de crecer en facturación, empleo y exportaciones en el terreno aeronáutico, y que ya afronta el futuro con nuevos retos e ilusiones. El nuevo plan estratégico del sector debe ser un elemento clave en todo ello, y la pieza angular para que el sector aeroespacial andaluz continúe creciendo hacia el exterior, con el apoyo de todos los agentes implicados y con la I+D y el fomento de la innovación como principales aliados. Sólo así lograremos afianzar nuestra posición como una de las industrias de mayor crecimiento en el ámbito europeo e internacional y de las que presentan mayores perspectivas para los próximos años.

Proyectos

El consorcio ARIADNA completa con éxito el primer vuelo simultáneo de un RPAS civil y un avión tripulado en un aeropuerto español


CATEC participa en este proyecto europeo de I+D, que lidera Indra y cuyas pruebas de vuelo se realizaron en el Centro de Vuelos Experimentales ATLAS de Jaén


Nota

El consorcio europeo ARIADNA, que lidera la multinacional tecnológica española Indra, y en el que también participan CATEC, CRIDA, y ENAIRE, ha completado con éxito los primeros ensayos de vuelo simultáneo en un aeropuerto convencional de una aeronave pilotada de forma remota (RPAS/UAS) y una aeronave tripulada.

Se trata una de las primeras experiencias de vuelo que se desarrollan en Europa para que un avión no tripulado pueda operar en el ámbito del tráfico de un aeródromo convencional. El proyecto europeo ARIADNA, que pertenece al programa SESAR, permite avanzar así en la integración de estas aeronaves en el espacio aéreo no segregado, el mismo que utilizan las aeronaves tripuladas. Asimismo, el éxito de las pruebas supone un paso importante para los socios del proyecto, que se posicionan a la vanguardia en el área de la investigación y desarrollo para la integración de este tipo de sistemas en entornos de control de tráfico aéreo (ATC).

El programa de vuelos se realizó en nuestro Centro de Vuelos Experimentales ATLAS, adscrito a FADA-CATEC y ubicado en Villacarrillo (Jaén). Los ejercicios se llevaron a cabo en dos fases diferenciadas. En la primera, un avión no tripulado de ala fija de CATEC (Viewer) voló ejecutando maniobras en el aeródromo mientras de forma simultánea operaba el avión tripulado MRI P2006T de Indra, bajo la supervisión de un controlador.

En la segunda fase de vuelos, se utilizó un helicóptero no tripulado con el que se validó la viabilidad de realizar procedimientos de aproximación y aterrizaje instrumental con guiado vertical basados en navegación por satélite. De este modo, se demostró la capacidad de estas aeronaves para operar en un aeropuerto en las mismas condiciones que otras aeronaves.


Jueves, 30 de Junio 2016
Leído 711 veces