CATEC Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales

Continuamos creciendo

Han pasado casi diez años desde que nacieran la Fundación Andaluza para el Desarrollo Aeroespacial (FADA) y el Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (CATEC), entidades que en apenas una década se han convertido en uno de los principales impulsores y activos de la investigación y la innovación en el sector aeroespacial en Andalucía y España, y sin las cuáles no se entendería toda la actividad innovadora y de desarrollo tecnológico de excelencia que nuestra industria viene desarrollando en los últimos años para mejorar su competitividad y posicionamiento en el mercado global.

Diez años en los que hemos logrado importantes hitos y reconocimientos, como algunos de los que se reflejan en este mismo boletín informativo -los premios concedidos por el Clúster Aeroespacial Andaluz HÉLICE y la Academia de Ciencias Sociales y Medio Ambiente o la exitosa participación en la competición MBZIRC, en la que hemos liderado el único equipo español que ha competido de tú a tú con las principales universidades y centros de I+D del mundo en materia de robótica-, pero que no son nada comparada con la gratificante labor que desarrollamos para que nuestras empresas sean más innovadoras y tecnológicas, y tengan cada vez más inculcadas el sello de la I+D en su ADN, como valor fundamental para continuar creciendo y alcanzando nuevas metas en el terreno aeroespacial.

Seguimos avanzando, por tanto, caminando por el sendero adecuado, conscientes de que hemos logrado mucho, pero que a la vez no hemos logrado nada si no somos capaces de ponernos nuevos retos en el horizonte, y cumplirlos, para así no perder las oportunidades de negocio y crecimiento tecnológico que nos depare el futuro aeroespacial. Que todo lo alcanzado nos sirva de acicate y estímulo para continuar trabajando si cabe con mayor esfuerzo y empeño y posicionar a la industria aeronáutica andaluza y española en los puestos de cabeza de las grandes ligas del sector.

Joaquín Rodríguez Grau
Director de CATEC

Proyectos

Se presentan los resultados del proyecto MOCHUELO, el primer sistema de vigilancia nocturna de fincas agrícolas mediante el uso de UAV


La iniciativa, desarrollada gracias a un acuerdo de colaboración entre la Diputación de Jaén y FADA-CATEC, ha incluido el desarrollo de campañas de vuelos con diversos UAV provistos de cámaras y otros sensores en el Centro ATLAS de Villacarrillo


Nota

La Diputación de Jaén acogió el pasado 22 de marzo la presentación de las conclusiones del proyecto MOCHUELO, iniciativa de I+D que ha permitido desarrollar con éxito un sistema pionero mediante el uso de aviones no tripulados (UAS/RPAS) para realizar tareas de seguridad y vigilancia nocturna en las explotaciones de olivar y agrícolas en la provincia jiennense.

El proyecto, promovido gracias a un acuerdo de colaboración entre la Diputación de Jaén y FADA, fue presentado por el presidente de la Diputación, Francisco Reyes; y el director general de FADA, Joaquín Rodríguez Grau; quienes destacaron la gran utilidad que este proyecto tendrá en el ámbito de la agricultura, y que cuenta con grandes posibilidades de aplicación en otros importantes sectores.

La iniciativa ha sido desarrollada por ingenieros y expertos de ACTEC en el Centro ATLAS de Villacarrillo (Jaén), a través de diversas campañas de vuelos y ensayos con diferentes aviones no tripulados provistos de cámaras de espectro visible, infrarrojas, termográficas y otros sensores que han permitido determinar la monitorización y detección de objetos de interés y tomar imágenes de detalle y con gran calidad.

El objetivo ha sido demostrar la viabilidad y operatividad de este tipo de tecnologías controladas de forma remota para identificar vehículos y personas y las actividades que llevaban a cabo, y de este modo detectarlos por la noche para prevenir la entrada de posibles intrusos en las explotaciones agrícolas y evitar robos o intrusiones no permitidas en ellas.

De este modo, los buenos resultados desarrollados con esta iniciativa pueden trasladarse y aplicarse a otros sectores económicos, como pueden ser el de medio ambiente, la seguridad y emergencias, la topografía, la inspección de infraestructuras, la arquitectura, la arqueología o el patrimonio, que pueden beneficiarse de este nuevo sistema y de la tecnología basada en UAS en general.


Miércoles, 12 de Abril 2017
Leído 96 veces